ALMA

Parece ser que el sentido de felicidad  se ha ido perdiendo en todo orden de cosas. Muchas personas se levantan día a día, para cumplir con una obligación, que de alguna manera está determinada por la necesidad. La sociedad ha perdido el hábito de visualizar y tomar las oportunidades, asumiendo riesgos conducentes a hacernos personas mucho más realizadas y felices.

La valoración del trabajo que hacemos, ha perdido protagonismo y un alto porcentaje de personas, se dedican día a día a cumplir funciones  que no llenan su alma y no producen un sentir de bienestar,  de felicidad, de comodidad y de  amor por el trabajo.

Importa considerar que el emprendimiento debe permitirnos ser felices, sentirnos realizados, valorizar el aporte que hacemos al entorno social, y permitir una realización personal. Al bosquejar una idea de negocio, esta debe plasmar un sentimiento de bienestar, que permita convencer a otros de que lo que estamos haciendo es realmente bueno. Importa considerar de qué manera estamos proyectando lo que somos, lo que soñamos y lo que hacemos.

Emprender implica un cambio de vida, a partir de la toma de conciencia acerca de lo que somos, lo que nos hace felices y lo que queremos proyectar. A partir de lo anterior, la iniciativa de talleres Armonik, permitirá una reflexión acerca de cómo convertirnos en emprendedores integrales. Para Origo Lab, esta iniciativa es fundamental para contribuir al incremento del éxito emprendedor.

VOLVER