ESPÍRITU

El espíritu emprendedor está estrechamente ligado a la iniciativa y a la acción. Asimismo,  la fe en el éxito de un emprendimiento está ligada al disfrute y a la felicidad.

Existen disposiciones personales, familiares y sociales que permiten configurar rasgos que predisponen una actitud frente al emprendimiento. Estos rasgos han sido estudiados en torno lo que implica desarrollar un espíritu emprendedor, en el contexto que sea.

Por otro lado, es posible encontrar estudios que se centran en destacar que los emprendedores deben ser persistentes, inteligentes, con capacidad de liderazgo, orientación de resultados y capacidad de decisión, creativos, con autoconfianza, con iniciativa, capacidad para asumir riesgos y afrontarlos, capacidad de organización y planificación, actitud positiva hacia el trabajo en equipo, la tenacidad, la tolerancia a la frustración, la orientación al logro y la orientación comercial.

Las personas desarrollan su capacidad de innovar con voluntad para probar cosas nuevas o realizarlas de una manera diferente: “Desarrollo” y/o “Incremento” de una idea.

Con el propósito de configurar dichas disposiciones para la fe en el éxito emprendedor, es que el taller de espíritu de la metodología Armonik, abordará temáticas destinadas a reflexionar acerca de cómo nos programamos para lograr el éxito deseado, ya que en Origo Lab, se trabaja para promover el desarrollo de emprendedores integrales.

VOLVER